Los hogares con autoconsumo no pagarán (todo) el impuesto al sol

Las especulaciones en torno al Real Decreto de Autoconsumo no paran de sucederse. El departamento de José Manuel Soria parece haber suavizado la regulación después las criticas que desde todos los ámbitos políticos, sociales e institucionales han surgido. De esta manera, la nueva versión del borrador exime parte del impuesto al sol a las instalaciones menores de 10KW de potencia, que también reduce los costes de tramitación de estas instalaciones, al permitirles que no paguen los estudios de acceso y conexión a la red que indican la viabilidad, siempre que  el proyecto incluya un despositivo que impida el vertido de energia excedentaria a la red.

No obstante, el recibo de un autoconsumidor incluirá más conceptos fijos que el de un consumidor normal, puesto que al término de potencia habitual se le añade el pago por la potencia de la instalación de autoconsumo y, si la instalación de autoconsumo es mayor de 10KW, el pagopor cada KWh que se produzca para si mismo.

España va en dirección contraria a la Comisión Europea en el desarrollo del autoconsumo

La Unión Energética de la Comisión Europea ha puesto a los consumidores en el centro de su política energética con el objetivo de que los beneficios de la democratización de la energía llegue a la ciudadanía en su totalidad dándole mayor peso y un papel activo en el sector.

De hecho la nota de prensa de la institución destaca que “los consumidores deben ser libres de generar y consumir su propia energía en condiciones justas para ahorrar dinero, ayudar el medio ambiente y asegurar la seguridad de suministro”.

El autoconsumo y la democratización de la energía son un derecho ciudadano, no sólo de los de mayor poder adquisitivo, tal y como insinúa el proyecto de RD de Autoconsumo del Gobierno. Al contrario son derechos más urgentes para las personas vulnerables tanto a la pobreza energética como a los impactos más devastadores del Cambio Climático.

En un comunicado, la Fundación Renovables celebra que la Comisión Europea, guiada por los principios de democratización de la energía recogidos en la Unión Energética, haya reconocido la petición de la Fundación Renovables de recoger las mejores prácticas internacionales sobre autoconsumo en su documento creando así una clara indicación sobre la necesidad de derribar las barreras para que la ciudadanía pueda jugar en paridad de condiciones con las grandes empresas en el sector energético.

Estas recomendaciones van en dirección contraria al Proyecto de RD sobre Autoconsumo del Gobierno español. La comunicación consultiva de la Comisión Europea sobre Mercado minorista de electricidad publicada no sólo evidencia el potencial del autoconsumo para reducir las facturas eléctricas de los usuarios. El documento de trabajo sobre mejores prácticas dista en todo de la propuesta del Gobierno delatando su intención de frenar de facto el autoconsumo en España.

“La propuesta del Gobierno sobre autoconsumo es un ataque frontal a los intereses de los ciudadanos españoles en aras de los del lobby Magritte de las empresas energéticas, obstaculizando la transición energética y la inevitable democratización energética. Aunque su intervención en el documento de la Comisión es evidente, éste sigue invalidando por completo el Proyecto de RD del ministro Soria”, ha declarado Domingo Jiménez Beltrán, presidente de la Fundación Renovables.

UNEF: las recomendaciones euroropeas sobre autoconsumo invalidan el actual proyecto de Real Decreto

La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) considera que "las directrices distribuidas hoy por la Comisión Europea son un respaldo a nuestras reivindicaciones en contra del proyecto del RD de autoconsumo que planea aprobar el Gobierno y se unen a las criticas ya trasladadas por actores sociales, instituciones y expertos que se han manifestado en contra", comenta Jorge Barredo, presidente de UNEF. El documento presentado por la CE "demuestra que el Gobierno de España no está construyendo un sistema eléctrico adecuado a nuestro futuro y debe retirar el proyecto de RD decreto actualmente en tramitación", añadió.

En el documento "Mejores prácticas para el autoconsumo con energias renovables", la Comisión considera que la energia renovable es "esencial y contribuye a todos los objetivos de la Unión Energética: seguridad de suministro, transición hacia un sistema sostenible de energía reduciendo gases de efecto invernadero, desarrollo industrial para el crecimiento y la creación de puestos de trabajo y reducción de los costes de la energía para la economia de la UE".

Destaca que "el autoconsumo energético puede producir un gran número de beneficios tanto para los consumidores como para el conjunto del sistema electrico” y reconoce que el fomento del autoconsumo puede reducir los costes del sistema "especialmente en aquellos países soleados, en los que ayuda a reducir los picos de demanda producidos por el uso de los aires acondicionados". Reconoce asimismo que el autoconsumo puede significar "una importante contribución a financiar la transición energética" hacia un modelo más sostenible y a "reducir la factura eléctrica de los consumidores".

Denuncia de las "cargas discriminatorias", la prohibición del almacenamiento y las medidas retroactivas

La Comisión se ha posicionado en contra de algunas de las medidas más polémicas introducidas en el proyecto de RD de autoconsumo que se encuentra en tramitación en España.

En concreto, denuncia que los procesos administrativos complejos para la autorización de proyectos representan "una importante barrera parala competitividad de los pequeños y medianos proyectos" y aboga por la eliminación de cualquier necesidad de legalización para las pequeñas instalaciones más allá de un "sistema de notificaciones sencillo".

Asimismo, destaca la idoneidad del uso de sistemas de almacenamiento que "pueden permitir a los consumidores almacenar y utilizar la energía generada por sus propios sistemas renovables de una manera más eficiente". "Los mayores beneficios para la red se alcanzan cuando el almacenamiento distribuido se gestiona para reducir la potencia pico de las instalaciones de energía renovable descentralizadas", ha puntualizado.

El documento aboga además por la eliminación de "cargos discriminatorios para los autoconsumidores" y por la necesidad de garantizar la no retroactividad de los cambios administrativos, "asegurando la estabilidad de las inversiones en autoconsumo ya realizadas.

El borrador de RD español, sin embargo, prevé la eliminación de los procesos simplificados de regulación de instalaciones existentes, y obligaría a todos los proyectos a legalizarse de nuevo bajo la compleja y costosa normativa 1699/2011 que, además, prohibe el uso de sistemas de almacenamiento.

Además, el borrador propuesto por el actual Gobierno de España, prevé unas "cargas", conocidas popularmente como "impuesto al sol", para todos los que opten por este sistema de ahorro y eficiencia energética.